GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «El cerro de los duendes »

Título: «El cerro de los duendes»
Título Original: «Elverhøj»
Variantes del título:
Autor: Andersen, Hans Christian - ()
Traductor: - ()
Firmado:
Revistas: El Mundo Pintoresco, III, 36 (2 de septiembre de 1860), pp. 287-288.
Volúmenes:
Variantes:
Resumen: En un árbol, unos lagartos discutían sobre las misteriosas cosas que ocurrían en el cerro de los duendes, pues escuchaban y veían que los duendes estaban preparando algún tipo de fiesta; llegaban forasteros y los fuegos fatuos se organizaban para una procesión.


En ese momento, apareció la elfa que era la ama de llaves del rey de los elfos, solicitando la ayuda de un cuervo allí presente para que corriera la voz de la fiesta e invitara a todo aquel que deseara venir: humanos, a los diablos, los espíritus, los gnomos…


En el palacio la fiesta ya había empezado. La comida estaba servida, las decoraciones lo embellecían todo y los bailes animaban en lugar. El rey del cerro les contó a sus hijas que iba a venir el rey de los gnomos con sus hijos con el objetivo de casar a sus hijas.


Cuando llegaron, los hijos del rey resultaron ser unos egoístas y maleducados mientras que su padre era una buena y digna persona. Éste, el rey de los gnomos, con el objetivo de valorar cuál de las hijas del rey de los duendes era la mejor candidata para el matrimonio, preguntó a cada una cuál era su mejor virtud.


La primera podía poner una ramita blanca en su boca y hacerla desaparecer, la segunda conseguía colocarse de lado como si fuera su propia sombra; la tercera había aprendido a destilar cerveza y a cocinar albóndigas de carne con luciérnagas dentro; la cuarta era capaz de controlar a quien quisiera tocando el arpa; la quinta únicamente se declaró con el fin de amar a Noruega con tal de salvarse de las inundaciones que auguraba una vieja canción nórdica; la sexta solo podía contar la verdad a la gente; y la séptima se declaraba una cuentacuentos.


El rey de los gnomos le pidió que le contara cinco cuentos, tantos como dedos tenía él. La joven obedeció y empezó sus cuentos; justo cuando llegó al que correspondía al dedo anular el rey le interrumpió para pedirle su mano en matrimonio. Prometieron contarse los dos cuentos restantes que quedaban así como una vida de felicidad en las tierras noruegas.


Una vez formalizada la petición de matrimonio, el rey llamó la atención de sus dos hijos por su mala actitud y les anunció que tendrían una nueva madre, además de apremiarles a que escogieran esposa entre sus tías. Los hijos se negaron y, continuaron la fiesta por su cuenta bebiendo y pronunciando discursos para quedarse dormidos encima de las mesas. Su padre acabó formalizando su petición de matrimonio e intercambió sus zapatos como equivalente al intercambio de anillos.


Afuera, los lagartos celebraban el final del evento halagando al rey gnomo de Noruega a la vez que el gusano, compañero suyo, afirmaba preferir a sus hijos. 

Temas, motivos y tipos: Amor trágico. Celos. Niñez.
Aspectos formales: Es un cuento breve presentado en una sola unidad. El narrador de la historia es omnisciente. La acción trascurre en una sola noche y el espacio es sencillo pero no existe una pluralidad de espacios relevante, puesto que la historia únicamente transcurre entre dos zonas: los jardines de palacio y el castillo donde tiene lugar los festejos del reino.

Sección:
Observaciones: «El cerro de los duendes» es el quinto cuento de la colección de Andersen que publica El Mundo Pintoresco entre el 29 de julio de el 21 de octubre de 1860 bajo el título Las hadas y sus hechizos. Cuentos alemanes por Hans Christian Andersen.

Clasificación genérica: Folclórico. Maravilloso.

Carla Ribera

Imprimir