GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «María »

Título: «María»
Variantes del título:
Autor: Rubio, Carlos - (Pablo Gámbara)
Revistas: Semanario Pintoresco Español, -, 34, 35 (20 de agosto de 1854; 27 de agosto de 1854), pp. 268-270, 276-280.
Volúmenes:
Variantes:
Resumen: En un día luminoso de abril, en el que el escritor Félix de Aguilar no acierta a escribir una sola línea, reencuentra al cabo de varios años, en la capilla de la catedral, a María, la que fuera su amante y a la que abandonó para irse intempestivamente con otra mujer. La joven, que ha reconocido a Félix, se promete no volver con él aunque se lo pida de rodillas. Aguilar, ansioso, se presenta en casa de María y le declara su amor, pero esta lo rechaza recordándole que el amor que les unió es ya irrecuperable.


Tras aquella muchacha ofendida se esconde un profundo agravio: un agravio sellado desde su adolescencia en el colegio, cuando se enamora de Félix y, seducida por este, inicia un rosario de citas y ocultos amoríos con su galán. En uno de sus encuentros nocturnos, la joven María está a punto de perecer en pleno baile de carnaval cuando se derrumba fatídicamente el escenario. Herida de gravedad y sin poder volver al colegio, se refugia en casa de Félix de Aguilar. Es aquí cuando da comienzo el desenlace desgraciado de su vida: su huida a Cádiz con su amante, el desprecio de este cuando la abandona para irse con otra mujer, su obligado refugio en Sevilla, profundamente desengañada, en casa de su anciana amiga Angustias. María no olvida ese calvario, agravado por las penurias económicas y por la carga de un hijo fruto de sus relaciones con su amante.


Aguilar, arrepentido, de acuerdo con Angustias y a espaldas de María, socorre económicamente a aquellas dos mujeres pagando a precio de oro sus bordados. Es la única manera, ante la negativa de María, que encuentra para compensar en algo la felonía cometida. Pero por aquel entonces, las fuerzas de María, triste y desengañada, se hallan ya heridas de muerte a causa de la tisis. Angustias acude a Aguilar en busca de ayuda. Este no regatea ningún medio a su alcance. Pero todo es inútil. Los diagnósticos de los médicos coinciden en una muerte inminente. En un acto desesperado, María, cuando se entera de que no es sino una protegida de Aguilar, abandona su lecho de enferma llevándose consigo a su hija Ernestina. Tras vagar toda la noche por los alrededores de Sevilla y demandar la caridad de los viandantes, la joven cae fulminada por un desmayo en plena calle. El barbero que la socorre da cuenta enseguida de que aquella desventurada se halla a las puertas de la muerte. En la barbería, donde María agoniza, la encuentra un desesperado Aguilar, que de nuevo implora perdón. La joven, antes de expirar y tendiéndole la mano, le señala con un dedo a su hija, mientras de sus ojos brota una última lágrima. La trágica escena es observada por varios curiosos y contertulios del barbero. A dos de ellos la escena les parece rozar, de tan sublime, lo ridículo, mientras un tercero, recién llegado de la calle, comienza a hablar de toros.

Temas, motivos y tipos: Seducción. Desengaño amoroso. Arrepentimiento.
Aspectos formales: El cuento se divide en seis capítulos marcados por números romanos. El marco histórico se sitúa en la Sevilla de 1844 y, como puntualiza el narrador del primer capítulo (un narrador tintado de la voz autorial), la historia quiere abordar preferentemente lo sentimental por encima de lo costumbrista. El narrador omnisciente, que lo conoce todo de sus personajes, se muestra sin embargo ajeno a intromisiones o comentarios de tipo moral. La acción es lineal, aunque la parte central del cuento la ocupa una retroacción temporal o flash-back en la que se nos da noticia de la vida pasada de la protagonista. La voz narrativa predomina sobre los diálogos.

Sección:
Observaciones:
Clasificación genérica: Sentimental.

Jaume Pont

Imprimir