GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «Ochenta y tres escalones. Cuento »

Título: «Ochenta y tres escalones. Cuento»
Variantes del título:
Autor: Luque, Diego - ()
Revistas: Semanario Pintoresco Español, -, 1, 2 (1 de enero de 1854; 8 de enero de 1854), pp. 4-7, 12-15.
Volúmenes:
Variantes:
Resumen: En el piso principal de un inmueble, el conde Julio, calavera y conquistador, se encuentra platicando animadamente con sus amigos. Entre risas y chanzas, apuesta con ellos que en el plazo de dos días hará suya a la joven Juanita. Ochenta y tres escalones más arriba, en la buhardilla, las tribulaciones del estudiante Félix son de otro rango. El conde Julio, vive en la opulencia y el vicio; Félix, humilde estudiante, muere en cambio de pena al no poder desposar a su amada Isabel por falta de dinero. Pasadas unas horas, a las dos de la madrugada, tiene lugar en la misma calle un doble rapto: dos bellas y jovencísimas muchachas han desaparecido de sus casas sin dejar rastro. El que se presume ha sido el único testigo de la escena, el sereno del barrio, es encontrado muerto en medio de la calle. Ese mismo día, por la tarde, la señora condesa da una fiesta en su casa para celebrar el compromiso de Julio con la heredera de una de las familias más ricas de la ciudad. Entretanto Julio y sus amigos se divierten en la fiesta con cínicos comentarios a propósito de su felonía cometida la noche anterior: el rapto de Juanita y la muerte del sereno. Cuando la fiesta está en su apogeo, la condesa recibe la visita de Luisa, la mujer de uno de sus arrendatarios, que le pide con lágrimas en los ojos que interceda ante la autoridad por su hijo Félix, acusado del rapto de su enamorada Isabel. La condesa la despide con frialdad. El prendimiento y posterior encarcelamiento de Félix no se hacen esperar. Al día siguiente, mientras el conde Julio vive con orgullo su crimen, la desgraciada modistilla Juanita se vuelve loca y es ingresada en un hospital.


Pasan muchos años en las vidas de Félix y el conde Julio. El primero muere anciano y feliz, rodeado de su esposa y de sus hijos; el conde Julio, por el contrario, deja de existir ese mismo día aquejado de una horrible enfermedad, abandonado y con el desprecio inmisericorde de los suyos. El cuento se remata en dos líneas con estas palabras: «Así terminaron su vida Félix y Julio. La distancia que entre ellos medió al principio fueron ochenta y tres escalones. ¡Cuánto se aumentó al fin!».

Temas, motivos y tipos: Amor. Rapto. Seducción. Deshonra. Cambio de fortuna. Castigo. Don Juan.
Aspectos formales: El cuento se divide en ocho capítulos breves que se corresponden a los núcleos escénicos de espacio y tiempo que caracterizan la acción. El narrador tiende a una objetividad parca y concisa en las descripciones. Pero este narrador objetivo se alterna con un narrador omnisciente que interviene con interesantes acotaciones, aunque escasas, de tipo moral. El tiempo de la historia y su conflicto (los siete primeros capítulos) se desarrolla en dos días, mientras el último capítulo introduce una elipsis temporal (de la juventud a la vejez de los protagonistas) que abarca toda una vida y desemboca estructuralmente en el desenlace. El cuento en su totalidad está al servicio de la moraleja final.

Sección:
Observaciones:
Clasificación genérica: Moral. Sentimental.

Jaume Pont

Imprimir