GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «¡¡Dos amores!! »

Título: «¡¡Dos amores!!»
Variantes del título:
Autor: Espínola, Francisco de - (Espinola, Francisco de)
Revistas: Semanario Pintoresco Español, -, 34, 36, 37 (24 de agosto de 1856; 7 de septiembre de 1856; 14 de septiembre de 1856), pp. 267-269, 286-288, 294-296.
Volúmenes:
Variantes:
Resumen: Emilio, un joven amigo del narrador, acude impaciente al estreno de una obra de teatro suya, pero la noche se vuelve aciaga para él, pues no obtiene el éxito esperado y además rompe con su novia Everilda, a causa de unos celos infundados de ella. Encuentra después consuelo en el amor de otra mujer, Margarita, de carácter muy dulce. Un rival suyo, el marqués de Clavellina, que había intentado conquistar a esta sin éxito, empieza a cortejar a Everilda, quien aprovecha la ocasión para vengarse de su antiguo amante, haciéndole creer, a través de un anónimo, que el marqués y Matilde le están engañando. Los dos galanes se retan a un duelo y Emilio queda gravemente herido por su propia pistola. De resultas de estos lances, Margarita enferma de amor y muere, al igual que su prometido, mientras que Everilda se muestra arrepentida de lo que ha provocado.

Temas, motivos y tipos: Amor. Celos. Mujer angelical. Rivalidad amorosa. Venganza. Duelo. Muerte. Arrepentimiento.
Aspectos formales: El cuento se divide en doce capítulos con números romanos, cada uno con su propio título. El narrador usa la primera persona, ejerce de personaje y es omnisciente. Busca la complicidad del lector, dirigiéndose de vez en cuando a él, al tiempo que ironiza sobre el proceso de lectura. El tiempo discurre de forma lineal, pero con saltos; el espacio carece de función narrativa y se alternan los diálogos con el relato. No se desprende ninguna moraleja.

Sección:
Observaciones: Está dedicado a Manuel Uramburu y lo encabeza la siguiente cita: «Y esa mujer tan cándida y tan bella / es mentida ilusión de la esperanza».

Clasificación genérica: Realista. Sentimental.

Enrique Miralles García

Imprimir