GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «Recuerdos de un médico »

Título: «Recuerdos de un médico»
Variantes del título:
Autor: Cánovas del Castillo, Antonio - ()
Revistas: Semanario Pintoresco Español, -, 49, 50, 53 (3 de diciembre de 1848; 10 de diciembre de 1848; 31 de diciembre de 1848), pp. 393-395, 403-404, 425-427.
Volúmenes:
Variantes:
Resumen: El narrador refiere el relato de un amigo suyo, doctor, sobre un extraño suceso que le ocurrió a este en su época de estudiante de Medicina. Una noche fue llamado con urgencia por el esposo de una mujer moribunda, para que la asistiera. Acude al lugar, una casita blanca, y comprueba que la enferma se debate entre la vida y la muerte, sin que él pudiera poner remedio alguno. Mientras la velaba sufrió una serie de alucinaciones visuales y auditivas que estremecieron su ánimo. La mujer fallece y él decide, al cabo de unos días, regresar a la vivienda, donde se encuentra al marido, quien le declara que un hombre misterioso era el que había dado muerte a su esposa y que todas las noches visitaba su tumba, cercana a la casa. Parecía un monstruo que amedrentaba a todo el pueblo con sus maleficios, como influir en el ánimo de una joven para escapar de su hogar o hacer sumir en la melancolía a un escolar. El doctor, venciendo su temor, decide reunirse con él esa misma noche junto a la tumba. En efecto, se presenta la persona enigmática, un hombre de mediana edad, de figura estrafalaria y aterradora. En la conversación que mantienen este último da pruebas de haber estado presente durante la agonía de la mujer, describiendo al doctor las alucinaciones que este había padecido. Seguidamente le cuenta su vida: que había quedado huérfano de madre, con su padre en prisión, y había marchado a ver mundo, llevando una vida pobre y solitaria en pos de un ideal de belleza y entregado al estudio, hasta que llegó a la casita blanca, donde conoció a la mujer que vivía en ella, de la que se enamoró y fue correspondido. A pesar de todo, no cesó en su búsqueda de un ideal femenino, por lo que se separó de su amante durante un tiempo, pero a la vuelta vio que ella se había casado. Entre los dos se cruzaron entonces mutuos reproches y aunque la mujer le declaró su amor, él la rechazó por impura, ocasionándole el dolor que le produjo la muerte. La noche de su fallecimiento el hombre estuvo velándola, aprovechando que el doctor dormitaba. Le propone entonces a este que le acompañe en esa búsqueda de la quimera, pero él se niega. Al cabo de diez años el doctor lo encuentra de nuevo en un manicomio. Con esto termina su relato, no sin confesar a sus oyentes que él también advertía sufrir un maleficio, al dar señales de locura.

Temas, motivos y tipos: Enfermedad. Desengaño amoroso. Locura. Muerte.
Aspectos formales: Dividido en tres capítulos. Prosa con bastante artificio retórico. Metarrelato o narración en segundo grado.

Sección:
Observaciones: Al frente de cada capítulo figuran sendas citas de Víctor Hugo («Hélas, que j'en ai vu mourir de jeunes filles»), [Goethe] (Mephistófeles: «Yo soy el espíritu que niega siempre y no sin razón porque si algo existe es con la condición de aniquilarse y sería mejor que nada hubiese: esas cosas que llaman pecado, destrucción y Mal en una palabra, todas están en un elemento»), y Espronceda («¿Por qué este inquieto abrasador deseo?»).

Clasificación genérica: Fantástico.

Enrique Miralles García

Imprimir