GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «El puñal del capuchino »

Título: «El puñal del capuchino»
Título Original:
Variantes del título:
Autor: Anónimo - traducciones - ()
Traductor: - ()
Firmado:
Revistas: Semanario Pintoresco Español, -, 22 (28 de mayo de 1848), p.171.
Volúmenes:
Variantes:
Resumen: Una noche Ernesto y su compañero emprenden el camino partiendo de un convento capuchino. En advertencia del posible peligro, un religioso les ofrece una caja de nogal con un rosario y un puñal dentro. En el camino, se encuentran con un pastor, quien les indica una cabaña para pasar la noche, advirtiéndoles, además, que no enciendan mucha leña en la cabaña por si la llama atrae a los bandidos. Una vez allí, los dos viajeros se acuestan uno al lado del otro para conciliar el sueño. Ernesto abre la caja, después de meditar con el rosario, saca el puñal de la vaina, haciendo broma apuntando a su amigo ya dormido. Pronto Ernesto también se queda dormido y sueña con que el pastor se apodera de él para entregarlo a los bandoleros y que ante la situación de peligro él hiere al pastor con el puñal que llevaba oculto. Al oír un horroroso grito, Ernesto se despierta, entonces se entera de que acaba de matar a su propio compañero. Ernesto se suicida con el mismo puñal, dejando unas palabras escritas con lápiz y tizones manchados de sangre.


 

Temas, motivos y tipos: Clérigo. Rústico. Bandolerismo. Sueño. Miedo. Muerte por equívoco. Suicidio.
Aspectos formales: El cuento no tiene división estructural y buena parte es dialogado. Existe un narrador omnisciente, que narra en pasado de forma lineal. La acción transcurre en tres espacios: el convento capuchino, el camino y la cabaña.


Manuel del Palacio escribió un poema homónimo publicado en Veladas de otoño, leyendas y poemas (Sucesores de Rivadeneyra, 1884) cuyo contenido es idéntico. El poema de Palacio parece inspirarse en este texto del Semanario.

Sección:
Observaciones: Debe tratarse de una traducción.

Clasificación genérica: Macabro.

Siwen Ning

Imprimir