GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «El arco del violinista Fiorillo »

Título: «El arco del violinista Fiorillo»
Título Original:
Variantes del título:
Autor: Anónimo - traducciones - ()
Traductor: - ()
Firmado:
Revistas: Gaceta Musical de Madrid, II, 42 (19 de octubre de 1856), pp. 306-307.
El Fénix, -, (29 de diciembre de 1844), p.. *
Semanario Pintoresco Español, -, 5 (3 de febrero de 1839), pp. 38-39.
El Guardia Nacional, -, 1158 (12 de marzo de 1839), pp. 1-2.
Volúmenes:
Variantes: La versión de El Guardia Nacional se publica en el tercio inferior del diario. Se trata del mismo texto que publica el Semanario Pintoresco Español y aparece también sin firma. La de El Fénix, de Valencia, contiene una nota que señala que es una narración inglesa del siglo XVIII y traducida por J.G.C.; en la Gaceta Musical de Madrid se publica la historia desde la aparición de la sobrina y sin firma. 

Resumen: Situada la acción en Londres, «a fines del último siglo» presenta al violinista Federico Fiorillo como maestro de violín del barón de Bayge. Este barón, tras recibir durante tres años las clases del reputado músico, aún no era capaz de ejecutar los bemoles, pero quiso mostrar sus habilidades ante sus amistades. El maestro Fiorillo estaba realmente preocupado por el ridículo que pudiera hacer el barón y por cómo pudiera sufrir su reputación como maestro y así se lo confiesa a Betty, la sobrina del noble. Salió de un ensayo creyéndose un maestro ya que «los músicos estaban pagados para adular al barón» y sus conocidos aplaudieron «con un entusiasmo algo irónico». Pero en el concierto en el que había de ejecutar un solo, todos lo oyen tocar sorprendidos por su destreza y, acabada la ejecución, aplauden y vitorean al barón por la maestría con la que ha tocado; él mismo se siente embargado por la emoción. Al día siguiente el barón descubre las cuerdas del violín untadas de grasa y, al preguntar a Fiorillo el porqué de ese estado, interviene su sobrina Betty para descubrirle que la música que todos oyeron fue interpretada por el mismo Fiorillo que se hallaba escondido tras un biombo mientras el barón ejecutaba sobre un violín sin resina en el arco. El mismo barón se admira de haber sido tan fatuo que creyó ser él quien tocaba con tanta pericia.

Temas, motivos y tipos: Artista. Astucia. Necedad del pedante.
Aspectos formales: Estamos ante una narración, que se da como caso real, presentada por una tercera persona omnisciente que en ocasiones se muestra en la ironía de algunos términos humorísticos; verbigracia, llamar «mano harmonicida» al barón o señalar ante los primeros compases del barón que «hirió sin compasión la áspera prima de su violín».

Sección: Variedades.
Observaciones: Es posiblemente una traducción. Véase el cuento «El arco de Fiorillo».

Clasificación genérica: Humorístico.

María Jesús Amores

Imprimir