GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «Ventajas de la adversidad. Cuento moral »

Título: «Ventajas de la adversidad. Cuento moral»
Título Original: «The uses of adversity, a story»
Variantes del título:
Autor: Anónimo - traducciones - ()
Traductor: - ()
Firmado:
Revistas: Semanario Pintoresco Español, -, 84, 85 (5 de noviembre de 1837; 12 de noviembre de 1837), pp. 344-346, 356-357.
Volúmenes:
Variantes:
Resumen: El joven conde de Glenthom, que vive en Londres, es criado desde niño satisfaciendo todos sus deseos y, cuando entra en posesión de su herencia, se dedica a dilapidar su fortuna en el juego. Dispuesto a reparar su economía se casa con una joven rica, pero muy pronto este matrimonio de conveniencia fracasa y ella se escapa con su amante. El conde decide entonces ir a sus posesiones en Irlanda y allí es recibido con grandes muestras de cariño por su nodriza Eleonor. Se dedica el joven a poner en orden sus posesiones y a mejorar la vida de sus colonos cuando un día Eleonor le comunica en secreto que una banda de rebeldes han tramado asesinarlo y que ella lo ha venido a saber porque su hijo, Cristian, agradecido por las bondades del conde hacia su madre ha escuchado, con peligro para su vida, una conversación entre los malhechores. Avisada la policía se aborta el crimen. Al día siguiente acude de nuevo Eleonor a decirle que entre los malhechores han tomado a su hijo y que haga por liberarlo. El conde no accede y la mujer le confiesa entonces que ella es su madre y que cambió a los niños al nacer de modo que el verdadero conde de Glenthon es Cristian. Llama el conde a Cristian y le confiesa la verdad y, aunque Cristian se muestra en principio reacio a mudar de fortuna acaba aceptándolo por su hijo. Arreglados los asuntos y con una mínima pensión el conde, ahora solo Sr. Donogoe, se traslada a Dublín a estudiar leyes para ganarse la vida. Acabados los estudios, pronto le sonríe el éxito y conoce a una joven, la señorita Delamur, de quien se enamora y con quien se casa. Esta resulta ser heredera de Glenthom. Mientras tanto todo va de mal en peor para el nuevo conde de Glenthom: no sabe gobernar ni a su familia ni sus estados e incluso su hijito, por quien había aceptado la fortuna, muere en un incendio fruto del descuido. Cristian no puede más y escribe a Donogoe que ha adoptado el apellido de su esposa, Delamur, pidiéndole que vuelva a hacerse cargo del condado porque a él no le ha traído más que desgracias. Completamente cambiado y de nuevo conde de Glenthom será ahora un hombre activo y feliz.

Temas, motivos y tipos: Ociosidad. Matrimonio de conveniencia. Niño cambiado. Cambio de fortuna.
Aspectos formales: El cuento, que se publica en dos entregas, sin razón estructural que lo justifique, presenta un narrador omnisciente que no duda en aportar moralina a un cuento lleno de lances novelescos no bien expuestos. Así, inicia el cuento con la presentación del personaje aquejado por la enfermedad del «fastidio», «enfermedad a que están sujetos los que poseen cuanto hay que desear en la tierra, que no tienen en qué ocuparse y nada que temer o que esperar...». Del mismo modo, acabada la narración el narrador apostilla la lección moral ya que, concluye, «por el esfuerzo de su talento combinado con un grado extraordinario de perseverancia y el ejercicio de sus facultades intelectuales, consiguió Delamur superar las desventajas...» Por otro lado alguno de los lances, como queda dicho, no están claros: ¿Por qué se niega el conde a ayudar a Cristian? ¿Por qué Cristian es acusado de formar parte de los rebeldes? ¿Cuál es la explicación de Eleonor sobre el cambio de los niños?...

Sección:
Observaciones: El texto es una traducción de un cuento publicado sin firma en el Chambers Edinburg Journal (nº 157), el 31 de enero de 1835, pp. 2-4.

Clasificación genérica: Moral.

María Jesús Amores

Imprimir