GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «El príncipe disfrazado »

Título: «El príncipe disfrazado»
Título Original: «Svinedrengen»
Variantes del título:
Autor: Andersen, Hans Christian - ()
Traductor: - ()
Firmado:
Revistas: El Mundo Pintoresco, III, 32 (5 de agosto de 1860), pp. 255-256.
Volúmenes:
Variantes:
Resumen: El príncipe de un país pequeño y pobre desea pedir la mano de la hija del emperador y le envía sus mejores presentes: una rosa de extraordinario aroma y un ruiseñor con el mejor canto de todos. No obstante, los regalos no tuvieron efecto para la princesa, quien los despreció por no ser lujosos o caros. El príncipe, no dándose por vencido, se disfrazó y se dirigió al palacio del emperador, donde encontró trabajo como porquero.


Una vez estuvo ahí, mientras por el día trabajaba con los cerdos, por la noche construyó un puchero que, una vez terminado, hizo sonar para atraer a la princesa con su melodía. Ésta, fascinada, quiso hacerse con él pero a cambio el príncipe disfrazado le exigió diez besos como pago. Al principio ella se negó, pero acabó accediendo. Al cabo de un tiempo, el príncipe construyó unas campanillas, llamando de nuevo la atención de la joven. Cuando ésta quiso hacerse con el objeto de nuevo, él le pidió a cambio cien besos. La joven se negó igual que la primera vez aunque acabó por acceder y justo cuando efectuaba el pago, su padre, el rey, los descubrió. Entonces los desterró del reino a ambos. Solo cuando el príncipe y la princesa acabaron fuera de las tierras del emperador y ella acabó lamentando su desdichada suerte, el joven se deshizo de su disfraz, revelando su identidad. El joven mostró en ese momento su desprecio por la princesa, pues debido a su egoísmo y a su veleidad, había despreciado la propuesta de matrimonio de un príncipe pero había aceptado humillarse delante de un porquero por un mero juguete. Así, el príncipe volvió a su reino abandonando a la princesa y cerrándole las puertas de su reino para siempre.

Temas, motivos y tipos: Amor no correspondido. Apariencias. Avaricia. Máscara.
Aspectos formales: El cuento se presenta sin división alguna, conducido por un narrador omnisciente, que señala significativamente la dimensión moral de los personajes, a la que vuelve al final del relato. El espacio es único pues toda la acción transcurre en palacio y sus cuadras mientras que el tiempo evoluciona de forma lineal, en concreto con los pasos de los días.

Sección:
Observaciones: Se trata de una traducción del cuento conocido convencionalmente en español como «El porquerizo» y ocupa el segundo lugar en la colección de cuentos que publicó El Mundo Pintoresco entre el 29 de julio y el 21 de octubre de 1860 bajos el título Las hadas y sus hechizos. Cuentos alemanes por Hans Christian Andersen.

Clasificación genérica: Folclórico. Moral.

Carla Ribera

Imprimir