GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «Beatrice Cenci. Leyenda »

Título: «Beatrice Cenci. Leyenda»
Variantes del título:
Autor: Costanzo, Salvador - ()
Revistas: Museo de las Familias, XXII, 13 (1 de enero de 1864), pp. 100-103.
Semanario Pintoresco Español, -, 19 (13 de mayo de 1849), pp. 150-152.
Volúmenes: Música celestial expresada en leyendas históricas, fantasías y ensayos satírico-burlescos, A. de San Martín-Agustín Jubera, Madrid, 1865, pp. 177-183.
Variantes: Las variantes de la versión posterior del Museo de las Familias son muy numerosas. No afectan al contenido del texto, pero sí al estilo y mejoras gramaticales y de puntuación, lo que muestra el interés del autor por perfeccionar su texto. Acompañan también tres notas a pie de página, con sendos comentarios de carácter histórico: uno sobre la figura de Sixto V; otro, sobre el abogado defensor de Beatrice, el criminalista Farinaceo; el tercero, sobre una información que le había proporcionado Cánovas del Castillo, en que el confirmaba que la encausada había sido cómplice del parricidio, pero Costanzo prefirió hacer honor a la leyenda.

Resumen: La leyenda evoca la muerte trágica de Beatrice Cenci. En la Italia del siglo XVI los señores feudales cometían toda clase de desmanes. Entre ellos se distinguía Francisco Cenci, quien había asesinado a su esposa con el fin de conseguir los favores de Lucrecia Petroni, una noble matrona romana. Aunque esta se había negado en un principio a sus deseos, terminó por consentir en casarse con él. Los hijos de Cenci, Jacobo, Bernardo y Beatrice, celebraron estas nupcias con la confianza de que su padre mejoraría de conducta, pero no sucedió así, pues pronto se cansó de su segunda esposa y decidió trasladarse a un castillo lóbrego, donde impuso a todos los suyos numerosas vejaciones. La familia se conjuró para darle muerte, sin contar con Beatrice por su virginal candor, y encomendaron la fechoría a un sicario con la promesa de enriquecerle. Al cabo de un año, el asesino, estando a las puertas de la muerte, confesó su crimen y culpó a quienes le incitaron a hacerlo. El papa Clemente VIII ordenó entonces encarcelar a los miembros de esta familia y someterlos a juicio. Estos confesaron su participación en los hechos, salvo Beatrice, que se mantuvo firme en su inocencia, a pesar de sufrir horribles tormentos durante los interrogatorios. No obstante, terminó por admitir su culpabilidad, creyendo que de esta forma salvaría a sus hermanos, pero fue un sacrificio inútil, pues, salvo el hijo menor, los demás murieron en el cadalso. Beatrice supo demostrar en los últimos instantes de su vida un gran valor y serenidad.

Temas, motivos y tipos: Boda. Crueldad. Muerte violenta. Criado. Parricidio. Mujer angelical. Codicia. Castigo. Pena de muerte. Heroína.
Aspectos formales: El texto no contiene divisiones en capítulos. La narración es objetiva con un discurso donde priva la mera narratividad de la historia sobre las escenas dialogadas, adecentada con amplias descripciones, siendo las más llamativas las referidas a los tormentos que sufre en prisión la protagonista. Se dilata en el tiempo y se enmarca en tres espacios: un palacio romano, un viejo castillo y una cárcel lóbrega.

Sección:
Observaciones: Hay una mezcla de ficción y de realidad histórica, fundamento de una leyenda en la que se han inspirado tragedias, óperas y novelas, entre otras una de Stendhal, Les Cenci. En la galería Berberini de Roma hay un retrato de Beatrice Cenci, atribuido a Guido Reni. Error en el Catálogo de Simón Díaz, que registra año el 1844, en lugar de 1849.

Clasificación genérica: Legendario. Macabro.

Enrique Miralles García

Imprimir