GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «Rosa la molinera »

Título: «Rosa la molinera»
Variantes del título:
Autor: Muñoz y Gaviria, José - ()
Revistas: Museo de las Familias, XV, (1857), pp. 170-173.
Volúmenes:
Variantes:
Resumen: Tío Fermín es el labrador más rico del pueblo de Yecla, en Murcia. Tiene cincuenta años y es listo y juicioso. Su hijo Clemente, a punto de cumplir los veintiún años, ha recibido educación en los escolapios de Valencia y el padre se da cuenta de que eso había sido un error: al volver de la ciudad el hijo menosprecia el campo y solo piensa en vestir bien y en buscar muchachas parecidas a las heroínas que encuentra en los folletines de Las Novedades. Fermín había pensado en casar a su hijo con una sobrina suya, joven pero ya viuda del molinero más rico de la comarca; sus tierras eran colindantes con las suyas y, juntas, formarían una gran hacienda. La molinera, Rosa, es linda y astuta como las heroínas de Alejandro Dumas o Jorge Sand. Una mañana, tío Fermín va a hablar con ella y acuerdan el matrimonio con Clemente. Vuelve a su hacienda y se encuentra a su hijo, quien le comenta que, con veintiún años, debería casarse, y le pide las rentas de la hijuela que le dejó su difunta madre porque al día siguiente piensa marcharse a Madrid. Cuando tío Fermín le explica que quería casarlo con su prima, le contesta que jamás se casaría con una aldeana y que los estudios que le había dado debían servir para que pudiera dedicarse al arte. Tío Fermín va a hablar con Rosa y ella le dice que no debe preocuparse porque se marche, puesto que está segura de que volverá pronto. Rosa va a ver a su primo y lo avergüenza diciéndole que ella se había tomado a broma la posibilidad de casarse con él, porque ya sabía que jamás alguien educado querría casarse con una molinera. A la mañana siguiente, Clemente se marcha a Madrid y pasa allí un año y algunos meses. No consigue el éxito ni como pintor ni como pretendiente y gasta toda la hijuela. El dolor de tío Fermín al separarse de su hijo hace que envejezca mucho. Una mañana, Clemente, ya decepcionado de su vida madrileña, recibe una carta de Rosa en la que le comunica que piensa casarse con tío Fermín y le manda dinero. Con ese dinero paga algunas deudas y vuelve al pueblo, donde llega a la mañana siguiente, domingo. Encuentra a Rosa preparándose para la boda y a tío Fermín muy bien vestido. Clemente le recrimina que a su edad piense en casarse y afirma que los planes de boda bien podrían reaprovecharse para él. Rosa se incorpora a la conversación y deja claro que ella no puede tener un marido que vista frac; Clemente se lo quita. Se prometen que, si tienen hijos, no los mandarán al colegio. Tío Fermín está muy satisfecho con el matrimonio, pero critica que los jóvenes del momento no quieran seguir nunca los pasos de sus padres.

Temas, motivos y tipos: Vida provinciana. Inutilidad del estudio. Joven soñador/a. Apariencias. Influencia nociva de las novelas. Joven romántico/a. Artista/s. Ambición. Padres e hijos. Naturalidad y artificio. Pedante. Triángulo amoroso. Arrepentimiento. Reconciliación.
Aspectos formales: El epígrafe son cuatro versos de Lista (es decir, Alberto Lista): «Feliz el que nunca ha visto / Más río que el de su patria, / Y duerme anciano a la sombra / Do pequeñuelo jugaba». No tiene división en capítulos. El narrador es omnisciente. La historia, después de la presentación de los personajes, se desarrolla de manera lineal, con especial detenimiento en dos mañanas (escenas dialogadas), separadas por un año y algunos meses que son resumidos por el narrador. Se reproduce una carta. Los diálogos tienen una gran importancia y con uno de ellos se resuelve el cuento.

Sección: Estudios recreativos
Observaciones:
Clasificación genérica: Costumbrista. Humorístico. Moral. Satírico.

Bernat Castro

Imprimir