GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «¡Viva el Papa! »

Título: «¡Viva el Papa!»
Variantes del título:
Autor: Alarcón, Pedro Antonio de - ()
Revistas: El Museo Universal, I, 23 (15 de diciembre de 1857), pp. 194-195.
Volúmenes: Cuentos, artículos y novelas, tercera serie, El Atalaya, Madrid, 1859, p..
Novelas cortas, segunda serie. Historietas nacionales, Imprenta y Fundición de Manuel Tello, Madrid, 1881, pp. 53-69.
Obras completas, Editorial Hernando, Madrid, 1881, pp. 116-121.
Variantes: Según Montesinos, solo la versión de El Museo Universal cuenta con la dedicatoria, "A Luis Farzeñski, conde de Lipa". Aparte de esta diferencia, las dos ediciones de 1857 y de 1859 se pueden considerar idénticas.

Resumen: Una calurosa mañana de julio de 1809, cuando 27 oficiales españoles prisioneros en su transporte a la ciudad de Dijon pasan por el pueblo Montelimart de la provincia francesa del Delfinado, se encuentran con la llegada del Papa Pío VII. El grupo sigue las masas al parador de los diligentes donde se suponen que se alojará el Papa. Allí les sorprende ver a dos ancianos, uno vestido de blanco, el otro, de color púrpura, bañados en sudor, tomando agua en un mismo vaso. Entonces, se enteran de que el Papa está en exilio, tras ser expulsado de Roma por Napoleón. Los españoles empiezan a tocar fandango a la guitarra. El Pontífice reconoce por la música la nacionalidad de los presos y les muestra su simpatía. Entonces, aparece una anciana cristiana, que sin miedo a mostrar su admiración al Papa exiliado, se arrodilla para rendir culto al Papa. Todo el pueblo francés junto con los 27 españoles se emociona, gritando "Viva el Papa". Cinco años después, la opinión pública obliga a Napoleón a liberar al Pontífice.

Temas, motivos y tipos: Guerra. Apariencias. Santidad. Destierro. Melancolía. Tentación. Lealtad. Paso del tiempo. Cambio de fortuna.
Aspectos formales: El cuento se divide en cinco capítulos, marcados con números romanos. El primer capítulo, el narrador omnisciente, que se identifica con el autor, revela la fuente del relato, un recuerdo de 44 años atrás, de un retirado capitán y cede la voz en el segundo capítulo a dicho narrador testigo, y en ocasiones interviene en la narración, por ejemplo, en el tercer capítulo, interviene el autor en la contextualización histórica acerca de la ocupación francesa de la ciudad Roma y presión y exilio a Francia de Papa. El cuento termina con la cita de Chateaubriand: "Tal es, sobre la fuerza del hacha y del cetro, la superioridad del poder del débil sostenido por la religión y la desgracia". Se narra en pasado de forma lineal. El espacio del cuento propiamente dicho es único, el parador del pueblo Montelimart.

Sección:
Observaciones:
Clasificación genérica: Histórico. Realista. Religioso.

Siwen Ning

Imprimir