GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «Un cuento de vieja »

Título: «Un cuento de vieja»
Variantes del título:
Autor: Díaz, Clemente - ()
Revistas: Semanario Pintoresco Español, , 2 (12 de enero de 1840), pp. 13-14.
Volúmenes:
Variantes:
Resumen: Una vieja conocida como «la Cartuja» se dispone a contar una historia a unos muchachos que la escuchan. Afirma que existen las brujas y los saludadores (son unos personajes que tienen trato con el diablo y conocen los poderes de las hierbas, pero son bastante normales), los difuntos aparecidos y los duendes. Cuando la vieja que cuenta la historia era joven, pasaron cosas muy extrañas en un paraje cercano. Había una bruja llamada Garrucha y un señor llamado Faco que se quería beneficiar de los poderes de la bruja. El tal señor Faco fue un día a casa de la bruja y le pidió si podía hacer que el tío Antonio le diera su molino y Juana, la esposa de Antonio, en lugar de querer a su marido le quisiera a él. Un día el señor Antonio iba andando y se encontró con que una mujer le pedía una limosna, más concretamente harina, que le dio sin ningún problema. Más adelante se encontró a la misma mujer que le daba ahora una torta hecha con la harina que él le había dado hacía poco tiempo. Así, Antonio un poco extrañado, se dirigió hacia el molino para ver a su esposa Juana, pero de camino se comió la torta y en el acto «empezó a echar humo por las narices y por la boca, y a torcer los ojos y dar unos gritos feroces». Pero al llegar al molino no estaba su mujer. Acto seguido el techo del molino empezó a caer y el grano se puso negro. Antonio, asustadísimo por todo lo que estaba pasando se escapó y paró a descansar al lado de un río que había cerca. Cuando estaba sentado, salieron doce monos del agua con gorros de colores y se pusieron a bailar y a pescar. Los pescados sacados del agua lloraban por querer volver a entrar y en aquel momento apareció la misma mujer de antes y se descubrió entonces que era la bruja Garrucha. Los pescados dejaron de llorar, la bruja abrió a uno de ellos, le sacó la vejiguita, lo tiró al agua y se abrieron las aguas. Salieron de ellas un cuervo con alas blancas y se montaron en él, como si de un caballo se tratase. La bruja y Antonio se fueron volando hasta Valencia, para recoger a Juana. Nunca más nadie supo de Antonio, que desapareció. Juana se quedó de sirvienta en casa del señor Faco. Por eso se dice que el molino está encantado y que nadie se atreve a acercarse.

Temas, motivos y tipos: Superstición. Amor. Bruja. Seres mágicos. Muerte. Dolor.
Aspectos formales: El relato es iniciado por un narrador protagonista, una vieja, para más tarde ser narrador omnisciente al contar una historia del pasado. En el último párrafo, la voz narrativa inicial vuelve a hacer su aparición y así se termina el texto. Sin embargo, lo significativo del texto se encuentra en este segundo nivel, cuando la voz pasa a ser omnisciente. El relato se acerca a la leyenda, en cuanto a su argumento y estructura.

Sección:
Observaciones:
Clasificación genérica: Fantástico. Legendario. Popular.

Silvia Iserte

Imprimir