GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «Hernando de Córdoba, el veinticuatro »

Título: «Hernando de Córdoba, el veinticuatro»
Variantes del título:
Autor: Anónimo - ()
Revistas: Semanario Pintoresco Español, -, 5, 6 (4 de febrero de 1844; 11 de febrero de 1844), pp. 39-40, 45-48.
Volúmenes:
Variantes:
Resumen: La acción se sitúa en Córdoba, en el siglo XV. Entre doña Beatriz, esposa de Hernando de Córdoba, llamado el veinticuatro, y don Jorge, comendador de Calatrava y gran amigo de la familia, surge la pasión y, aunque tratan de resistirse, finalmente sucumben durante la ausencia de don Hernando, que ha sido llamado a la corte por el rey. Toda la casa se hace voces de lo que sucede entre los amantes y solamente un criado, Rodrigo, avisa a su señor, aunque con indirectas de que haría bien volviendo. No solo no es así sino que también don Jorge acude a la corte y ante su partida, doña Beatriz le entrega como prenda un anillo que su esposo le había entregado y que no sabía que era un presente del rey. Será este anillo en manos de don Jorge el que mostrará a don Hernando su deshonra. Vuelve a Córdoba sin dejar traslucir que sospecha nada de la traición. Más tarde vuelve también don Jorge y se les une su hermano don Fernando. Don Hernando pretexta salir de caza para dejar a los amantes libres de encontrarse y vuelve por sorpresa. Mata a don Jorge, a don Fernando que se encontraba con la dama de compañía de doña Beatriz, doña Ana, a quien también mata, y a un escudero, Galindo, que les había ayudado en sus planes. Espera a que su esposa vuelva de su desmayo para facilitarle un confesor que ruega a don Hernando clemencia. Parece que sus ruegos y los de doña Beatriz le ablandan pero «se dirigió a ella pausadamente, no ya con el furor del delirio, sino con el resentimiento del honor ofendido, y la (sic) hundió en el seno un agudo puñal». Sigue después pasando a cuchillo a los sirvientes de la casa: en total aquella noche murieron quince personas. Huye a Francia pero muy pronto regresa ya que el rey le perdona porque «en aquellos tiempos era deber lavar con sangre las afrentas». Se anota al final que aún se conserva la casa del crimen y que «en las noches oscuras y silenciosas se oían lúgubres y espantosos gemidos».

Temas, motivos y tipos: Adulterio. Deshonra. Venganza. Crimen.
Aspectos formales: El cuento está narrado con agilidad y cierta fuerza por una tercera persona omnisciente. Llama la atención la preparación de la venganza, el dibujo del carácter de don Hernando, «prudente» lo llama en más de una ocasión el narrador, y la frialdad con que mata. El Rey tiene un doble papel: es quien, sin saberlo, descubre a don Hernando la infidelidad de doña Beatriz, y es quien sanciona como justos los hechos ya que «no dio importancia al caso y sin que lo hubiera solicitado, concedió el perdón a don Hernando».

Sección:
Observaciones: Según Marcelino Menéndez Pelayo el autor sea muy posiblemente Luis Mª Ramírez de las Casas Deza, autor de uno de los relatos del volumen Tradiciones cordobesas. Colección de leyendas históricas y fantásticas, en prosa y verso, escritas por varios literatos cordobeses (Imprenta de D. R. Arroyo, Córdoba, 1863, I, pp. 9-40) sobre el mismo asunto. Sin embargo, la leyenda de este volumen dedicada a este asunto por el colaborador en el Semanario es en verso. Es la misma leyenda que Lope de Vega trata en su obra «Los comendadores de Córdoba».

Clasificación genérica: Histórico. Legendario.

María Jesús Amores

Imprimir