GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «Un ángel en el mundo »

Título: «Un ángel en el mundo»
Variantes del título:
Autor: Rubio, Carlos - (Pablo Gámbara)
Revistas: Semanario Pintoresco Español, -, 30 (23 de julio de 1854), pp. 234-235.
Volúmenes:
Variantes:
Resumen: Una noche, Aroma, el ángel de luz más bello entre todos los ángeles del cielo, abre sus alas y desciende hacia la tierra. Arribado a una roca del Pirineo, toma la forma de una mujer de hermosura sin par a la que adornan la inocencia y la pureza. Cuando el ángel, ya mujer, despierta de su primer sueño solo recuerda vagamente su origen. Entretanto, y mientras aquel nuevo ser se solaza en los divinos dones que la naturaleza ofrece a sus sentidos, aparece entre la bruma un joven hermosísimo que se presenta a la muchacha como Luzbel. El desconocido tienta a Aroma prometiéndole todos los placeres de la tierra, y esta, inocente como solo puede serlo la ignorancia misma de la culpa, se deja convencer por sus palabras. Una vez capturada su presa, el ángel del mal le ofrece en copa de oro una bebida que la sume en un profundo sueño. Es el paso previo para el sello fatal: Luzbel se inclina hacia Aroma e imprime un beso en la frente de aquella virginal criatura, exclamando de inmediato: «Ya eres mía». Con el sello en su frente del ángel de las tinieblas, aquel sello del amor deviene a un tiempo el sello del dolor. La inocente niña comienza así un camino de penurias vagando por el desierto. Conoce, en fin, la senda del amor humano. Fatigada y herida en pies y manos, llega a un recodo del camino en que a la sombra de un cedro reposa desde tiempo la imagen de la virgen María. Aroma se arrodilla e invoca su ayuda. Su plegaria se eleva hasta los cielos descendiendo de inmediato transfigurada en el ángel de la muerte que, invisible entre las auras, sella en la frente de la muchacha un beso de paz. El cuerpo de Aroma cae entonces exánime a los pies de la Virgen, mientras su alma, purificada, retorna redimida a la morada celestial. Termina así la historia de un ángel en el mundo. En el mismo lugar donde reposa su cuerpo, los aldeanos han colocado una piedra labrada donde el caminante puede leer estas palabras: «El amor derriba a los ángeles de su trono; pero el amor también les da alas para subir de nuevo a él. Dios ama al ángel inmaculado, pero ama aún más al ángel purificado por el amor».

Temas, motivos y tipos: Metamorfosis. Amor. Inocencia. Ángel. Diablo. Mujer angelical. Seducción. Dolor. Redención.
Aspectos formales: Dividido en dos capítulos que responden en sus epígrafes (la caída del ángel y la redención) a la estructura y el acontecer alegórico de la historia, el cuento está regido por la voz de un narrador omnisciente. Más que personajes, las figuras protagonistas son personificaciones o abstracciones alegóricas y morales de un tiempo mítico al servicio del ferviente catolicismo del autor. Como corresponde al género de la «Fantasía», el motivo de ficción reproduce representaciones míticas y religiosas (en este caso la Biblia y la caída de la figura angélica), situándose en un lugar innominado del Pirineo. El cierre del cuento y la inscripción en la tumba de la protagonista realizan la función de la moraleja clásica. Por las mismas características de su temática y de su alambicada prosa, tensada esta al máximo en sus efectos poéticos y en su ritmo expresivo, el cuento colinda con el género del poema en prosa.

Sección:
Observaciones: El cuento va precedido de una dedicatoria al Sr. D. Gregorio Cruzada y Villamil, director de la colección de bustos de hombres célebres.

Clasificación genérica: Alegórico.

Jaume Pont

Imprimir