GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «Un romántico más »

Título: «Un romántico más»
Variantes del título:
Autor: M. R. de Q. - ()
Revistas: Semanario Pintoresco Español, -, 56 (23 de abril de 1837), pp. 120-122.
Volúmenes:
Variantes:
Resumen: El cuento empieza con un diálogo en el que un hombre, don Tadeo, cuenta a su vecino médico, don Mateo, la locura que ha acometido a su cuñado. Se presenta a don Pánfilo, un hombre plácido que dedica todo su tiempo a la lectura. El encargado de proporcionarle los libros es nuestro narrador, don Tadeo, que, confesando que no entiende de libros, confiesa también que los compra a menudo al peso. Una de sus últimas adquisiciones hace que sea culpado de una enfermedad que ha atacado a su cuñado y se pone en camino al pueblo llamado por su hermana. Llegado allí se encuentra con que su cuñado parece haber perdido la razón y, en un cuadro sacado del Quijote, olvida hasta comer por leer los libros que él envió. Está a punto de matar a su hijo y a su gran amigo, el cura del pueblo, solo por ser interrumpido en la lectura, y, como nada es capaz de apartarlo de sus libros, su mujer piensa en enviarlo a Madrid porque en el pueblo ni el cura ni el médico pueden curarlo. Llegados a Madrid, y al pasar ante la librería donde suele abastecerse de libros, don Pánfilo se lanza a comprar unos legajos y se encierra con ellos en la habitación. Don Tadeo parte a su trabajo de pocero y mientras están haciendo su tarea en la misma calle en que vive, su cuñado sale de la casa y se abalanza sobre ellos. Entre todos lo reducen y lo meten en casa donde duerme en el punto y hora en que el narrador cuenta la historia a su vecino médico. Entran don Tadeo y don Mateo en la habitación y oyen a don Pánfilo que en sueños relata su encuentro con los poceros la noche anterior transmutándolo todo como en cualquier episodio del Quijote hacía el protagonista. La diferencia estriba aquí en que lo parodiado es la literatura romántica: la noche, las ruinas, las sombras, las tumbas, las campanas... El cuento acaba cuando don Pánfilo despierta en medio de las risotadas de sus oyentes.

Temas, motivos y tipos: Parodia de la literatura romántica. Locura. Influencia nociva de las novelas. Quijotismo.
Aspectos formales: El cuento está dividido en cuatro partes señaladas con numeración romana. En la primera no aparece el narrador ya que tras un breve diálogo, que se ha iniciado sin presentación de los personajes, uno de ellos actúa como narrador para iniciar la historia de don Pánfilo. En la segunda parte se presenta un narrador en tercera persona omnisciente. Al inicio de la tercera aparece de nuevo el narrador-personaje que refiere su vuelta a Madrid el día siguiente al anterior en compñía de su cuñado. Y en la cuarta parte aparece de nuevo el narrador omnisciente y el diálogo entre don Mateo y don Tadeo aunque la mayor parte lo ocupa el discurso de don Pánfilo en sueños.

Sección:
Observaciones:
Clasificación genérica: Humorístico. Satírico.

María Jesús Amores

Imprimir