GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «Una visión de Carlos V »

Título: «Una visión de Carlos V»
Variantes del título:
Autor: Pastor de la Roca, José - ()
Revistas: Semanario Pintoresco Español, , 9 (4 de marzo de 1855), pp. 67-68.
Volúmenes:
Variantes:
Resumen: La tradición aquí narrada pertenece al género de «los desfigurados cadáveres de la fantasía» y de las «aberraciones fantásticas que alteran el orden de los sentidos». Se trata de la visión que tuvo Carlos V tras saber que Pablo IV había mandado encerrar al cardenal de Santa Flor en el castillo de San Angelo. En la visión, el emperador ve su salón ornado con paños negros, envuelto de un humo denso y fétido, rodeado de estatuas en llamas. Su trono aparece flanqueado por dos monstruos sonrientes, y una de las tapicerías se rasga para mostrar una mano blanca y disforme que blande una cruz de plata. De súbito, una multitud de ángeles celestiales se apodera de la estancia y esparce un aroma delicioso. Las paredes se resquebrajan para tragarse a los monstruos, y la figura de Cristo despide unos rayos luminosos que ciegan a Carlos V. La visión es decisiva en el ánimo del emperador, que un mes después, el 25 de octubre de 1555, renuncia a Borgoña y Bélgica en beneficio de su hijo Felipe. El 16 de enero de 1556 reparte el resto de sus dominios entre su hijo y su hermano Fernando en un consejo celebrado en el mismo salón donde tuvo la visión, y se retira al monasterio de los jerónimos de Yuste hasta su muerte, acaecida el 21 de septiembre de 1558.

Temas, motivos y tipos: Sueño premonitorio. Fanatismo religioso.
Aspectos formales: El narrador, omnisciente, inicia su relato con una reflexión sobre la naturaleza de las visiones y sobre la incapacidad del raciocinio para penetrar en ciertos fenómenos sorprendentes. Ni el tiempo ni el espacio merecen comentarios significativos.

Sección:
Observaciones: El narrador afirma ceñirse al testimonio de mosén Colona, confesor de Carlos V, su limosnero mayor y secretario privado. Hasta el momento no he podido documentar esta fuente. Por otra parte, el cuento guarda una estrecha relación con el relato «Los funerales de un vivo cantados por un difunto», que Pastor de la Roca publicó unos meses después en el Semanario Pintoresco Español. Si «Una visión de Carlos V» fantasea con las razones que llevaron al emperador a retirarse a Yuste, en «Los funerales de un vivo cantados por un difunto» asistimos a sus últimos meses de vida en el monasterio.

Clasificación genérica: Histórico. Legendario. Religioso.

Rebeca Martín

Imprimir