GICES XIX UAB


Ministerio de Ciencia e Innovación

Buscador · Informe de cuentos · «Un viaje al firmamento »

Título: «Un viaje al firmamento»
Variantes del título:
Autor: Costanzo, Salvador - ()
Revistas: Museo de las Familias, XVIII, 8, 14, 33 (1860), pp. 62-64, 104-107, 256-259.
Volúmenes:
Variantes:
Resumen: El narrador viaja en compañía de un Genio por el mundo planetario, donde habitan los espíritus de los antepasados, que se hacen visibles, porque aparecen como, lo que llama, una figura óntica, indestructible. A través de este recurso literario del viaje fantástico, los dos personajes mantienen a lo largo de su recorrido un diálogo de tipo mayéutico, en el que se filosofan sobre principios culturales. El relato se convierte así en una minienciclopedia de saberes humanísticos y científicos, y de quienes los formularon.  En el primer planeta que visitan discurren sobre la longevidad y observan a los seguidores de Proudhon, periodistas e historiadores que no se ajustaron a la verdad. De allí se trasladan a Saturno, ocupado por los publicistas, entre los que se encuentran Bonald y De Maistre, que habían sostenido la tesis política de restablecer el viejo absolutismo; también un publicista que había sido sastre y había propugnado en el París revolucionario de 1848 el disparate de que el mundo tenía sus fundamentos en el número tres, mágico a todos los efectos. El siguiente planeta es Venus y en él residen los economistas, los que cultivan las ciencias naturales y los vates. En la conversación salen a relucir nombres de economistas célebres, predecesores de Federico Bastiat, y de Benthan, Ganith y Mirabeau, entre otros, con sus respectivas tesis; asimismo de naturalistas famosos y del mago Eliphas Levi. Prosiguen luego su viaje hasta llegar a otro planeta habitado por recién fallecidos que habían aspirado a una vida mejor. Un vez que el Genio comprueba que sus enseñanzas contra los filósofos charlatanes han calado en su discípulo, le refiere a este un cuento oriental, que no es otro que el del hombre feliz que no tenía camisa. Había un musulmán, que a pesar de sus riquezas y del bienestar que había proporcionado a su pueblo, vivía sumido en la tristeza, sin saber la causa. Un derviche que hasta él, le propuso el remedio curativo de que le trajeran la camisa de un hombre feliz. Los príncipes acudieron a cumplir el encargo y recorrieron todo el territorio sin conseguirlo. A su vuelta se toparon en el camino con un labrador que se sentía feliz, pero no pudo darles la camisa que le pedían porque no tenía. A la luz de la moraleja, el narrador le pregunta entonces al Genio, que se erige en portavoz del autor, si era posible alcanzar la felicidad completa, a lo que este filosofa sobre la condición humana y sobre la unión universal de la materia con la de los seres vivos y muertos, concluyendo que en el mundo sublunar reina lamentablemente el egoísmo y la maldad. En ese momento, el narrador se despierta del sueño que acaba de tener.

Temas, motivos y tipos: Ayudante sobrenatural. Naturaleza. Tradición y progreso. Viaje maravilloso.
Aspectos formales: El relato no se subdivide en capítulos y entra de lleno en materia con un diálogo entre dos interlocutores, el narrador y el Genio, forma narrativa predominante que alterna, no obstante, con la narración y las descripciones. Los diálogos siguen la tradición mayéutica de preguntas y respuestas para desarrollar un razonamiento que fluye hasta su conclusión final. La sinopsis argumental, dentro del género del viaje fantástico, es un mero soporte del discurso filosófico. El tiempo lo marca un tránsito por los espacios siderales, pero una y otra coordenada carecen de relevancia de cara al contenido. Casi al final del texto se incluye un cuento folclórico, cuyo carácter ilustrativo dará paso a las conclusiones.

Sección:
Observaciones:
Clasificación genérica: Alegórico. Fantástico. Folclórico. Moral.

Enrique Miralles García

Imprimir